Omega 3, el mejor amigo del corazón

Omega 3, el mejor amigo del corazón

Los ácidos grasos Omega 3 desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de funciones vitales en nuestro organismo, según la Sociedad Europea de Cardiología, destacando su impacto positivo en el bienestar general cuando se incorporan a diario en nuestra dieta.

Dentro de la categoría de Omega 3, los más reconocidos son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). El EPA contribuye a la protección del corazón y los vasos sanguíneos, además de actuar como un antiinflamatorio natural. Por otro lado, el DHA desempeña un papel crucial en la formación de componentes estructurales en el cerebro.

Estos ácidos grasos son esenciales para nuestro cuerpo, ya que no puede sintetizarlos por sí mismo. Por lo tanto, para aprovechar los beneficios de los Omega 3, es necesario incluirlos en nuestra alimentación o recurrir a suplementos.

Los beneficios del Omega 3 son diversos, y aunque su contribución a la reducción del colesterol es conocida, sus efectos positivos en el organismo son aún más amplios. Algunos de sus principales beneficios incluyen el respaldo al funcionamiento óptimo del corazón, el mantenimiento de una presión arterial y niveles de triglicéridos normales, la preservación de un adecuado funcionamiento cerebral, la promoción de una buena salud visual y la reducción de los niveles de triglicéridos.

¿Cuáles son los cinco alimentos ricos en Omega 3?

  1. Aceites vegetales: Aunque todos son reconocidos por su aporte de Omega 3, existen variaciones entre ellos. El aceite de soja y maíz contiene cantidades modestas, mientras que el aceite de lino se destaca por su contenido más elevado.

  2. Palta: Además de ser conocida por sus grasas saludables, la palta también es rica en Omega 3, convirtiéndola en una opción ideal para ensaladas o como guarnición.

  3. Pescado azul: Este grupo de alimentos, que incluye sardinas, atún y salmón, es ampliamente reconocido por ser una fuente importante de Omega 3, facilitando una dieta equilibrada.

  4. Aceite de oliva: Aunque comúnmente utilizado en la cocina, el aceite de oliva también se destaca por su contenido de Omega 3, con aproximadamente 8.3 gramos por cada 100 gramos cuando se consume de forma natural.

  5. Semillas: Así como los aceites, las semillas son conocidas por su aporte de ácidos grasos Omega 3, siendo las de linaza y chía las que concentran cantidades significativas de este nutriente.

Back to blog